ESTRENADO EN EL 42 FESTIVAL INTERNACIONAL DE TEATRO CLÁSICO DE ALMAGRO

12-13-14 de julio 2019

CORRAL DE COMEDIAS

Las academias de los siglos XVI y XVII eran encuentros literarios que se celebraban con motivo de algún acontecimiento especial. Además de escritores, asistían nobles, cortesanos destacados y, por supuesto, los reyes y sus familias, que en aquella época buscaban el contacto con las artes.

 

En 1637, se celebró en el Palacio del Buen Retiro una academia burlesca dedicada a Filipo IV el Grande (Felipe IV), que tuvo por secretario a Alfonso de Batres, por fiscal a Francisco de Rojas y por presidente, a Luis Vélez de Guevara. Las premáticas que se escucharon entonces fueron las mismas que dicta Cleofás en la academia sevillana de El diablo Cojuelo, y son también el principio de nuestra versión, por dos buenos motivos; el primero, que naturalmente eran obra de Luis Vélez y el segundo, que El diablo Cojuelo es algo más que el viaje inciático de un estudiante y un demonio rebelde. También es una reflexión sobre la literatura y el oficio de escribir.

 

El carácter metaliterario de la novela y la abrumadora presencia autobiográfica del autor en sus páginas nos llevaron a incorporarlo como un personaje más y a introducir otros textos de su autoría (cartas, dedicatorias, su propio testamento) que, desde nuestro punto de vista, potencian el trasfondo de la obra y explican uno de los muchos tesoros que oculta: el viaje vital de un poeta que tuvo que valerse de la prosa para contar lo que ni el teatro ni el canon teatral de la época le permitían.

Aitana Galán y Jesús Gómez Gutiérrez

Madrid, julio 2019

  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

SÍGUENOS 

Please reload

  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • c-youtube
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now